Entradas

¡Cuidado con las dietas! Recomendaciones para las dietas pagadas a los trabajadores

Hacienda está comprobando si las dietas pagadas a los trabajadores deben quedar exentas de tributación. ¡Pero en lugar de solicitar los datos a la empresa, realiza su comprobación frente a los propios trabajadores!

Dietas exentas

Por motivos laborales. Si su empresa tiene empleados que, por las tareas que realizan, se desplazan a menudo (comerciales, técnicos, etc.), lo más probable es que les satisfaga dietas que les compensen los gastos en los que incurran. Apunte. Y precisamente por tener este carácter compensatorio, estas dietas no cotizan a la Seguridad Social ni tributan en el IRPF, por lo que su empresa no debe retener sobre ellas.

Comprobaciones

Frente al trabajador. Pues bien, cuando Hacienda quiere comprobar dichas dietas, muchas veces inicia un procedimiento de comprobación frente al trabajador (en lugar de hacerlo frente a la empresa). ¡Atención! Ello deja al afectado en una situación de indefensión:

El trabajador no dispone de los justificantes que permiten acreditar que las dietas están exentas (ya que, al ser gasto de la empresa, quedan en poder de ésta). ¡Atención! Y en muchas ocasiones le es difícil obtenerlos (sobre todo si la relación laboral ha finalizado).

Ello, unido a que Hacienda suele ser restrictiva a la hora de valorar los documentos aportados, hace que, en muchos casos, el empleado se vea obligado a tributar en el IRPF por dichas dietas, quedándole únicamente la opción de los tribunales para que le den la razón.

¡Atención! Además, al haber un procedimiento ya iniciado, Hacienda no admite que el trabajador se acoja a la regla que le permite imputar en su IRPF las retenciones no practicadas por la empresa.

¿Qué hacer?
 
Alegaciones. Si se encuentra en una situación como la indicada y Hacienda gira una liquidación a cargo del trabajador –porque éste no ha podido aportar unos justificantes que no están en su poder–, alegue indefensión. Apunte. Alegue también que la calificación de estas rentas como exentas fue realizada por la empresa, por lo que es a ésta a quien se le deben solicitar las pruebas que justifiquen dicha exención.
Asumidos por la empresa. Para evitar este riesgo, los más práctico es que todos los gastos que soporten sus trabajadores en sus desplazamientos sean satisfechos directamente por su empresa (evitando pagos a tanto alzado). Puede hacerlo, por ejemplo, entregándoles una tarjeta de crédito. Apunte. De esta forma la empresa no deberá declarar en el resumen anual de retenciones (modelo 190) que ha satisfecho dietas.

Alegue indefensión, ya que el trabajador no puede aportar unos justificantes de los que no dispone. Para evitar estas situaciones, lo mejor es que todos los gastos los asuma directamente la empresa.

 

7 consejos para emprender con pocos recursos económicos

En la actualidad, nos encontramos en una situación económica más que complicada, con un gran número de personas en paro, y otras muchas emigrando a otros países en busca de oportunidades.

Mucha gente joven, con proyecciónambición, estudios y/o experiencia laboral de todos los sectores se desaniman al ver que no tienen oportunidades de futuro, que echan multitud de currículum sin respuesta alguna, o trabajos con muchos requisitos, muchas horas y que la remuneración no equivale al esfuerzo realizado.

Cada día vemos amigos, familiares, conocidos… que se quedan sin trabajo, o les reducen el salario y la jornada laboral, cosa que desanima mucho, y acaba con las esperanzas de miles de jóvenes que se ven destinados al fracaso.

¿Qué pueden hacer estos jóvenes para conseguir una dosis de motivación y poder trabajar? ¿Qué les puede sacar de este círculo vicioso de desilusión y pesimismo que está tan presente en nuestra sociedad?

La solución a todo esto es la actitud, la fe en uno mismo y la ilusión por salir adelante. Vale, pero con fe, ilusión y actitud, voy a continuar sin encontrar trabajo, ya que nadie me va a contratar: si tengo experiencia, me dirán que me falta formación, si tengo formación, buscarán experiencia…

Tal vez, pero hay otro camino: Emprender.

¿Crees en ti mismo? ¿Tienes experiencia y/o formación para ofrecer algo por lo que la gente pueda estar interesada? ¿No quieres estar sentado en el sofá de tu casa esperando la llamada para una entrevista en la que posiblemente te vayan a ofrecer mucho menos de lo que te van a pagar?

Si es así, tienes otra opción, el autoempleoSi tienes una idea, puedes salir adelante, y sin necesidad de invertir una gran cantidad de dinero, de la cual seguramente no dispones.

Yo mismo lo he hecho, terminé la carrera, Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, con pocas perspectivas de poder dedicarme a la docencia, ya que prácticamente no salen plazas, y junto a una chica con la que su perfil se complementaba al mío, decidimos apostar fuerte por nuestra idea y crear nuestro propio negocio, Sanus Vitae, un asesoramiento en actividad física y nutrición, en el que trabajamos el 80% online y poco a poco vamos aprovechando las oportunidades que nos salen de trabajo presencial, y ya estamos creando puestos de trabajo, en los que intentamos contratar a gente de nuestro perfil, joven y preparada.

Y como después de leer muchísimo sobre el tema, y actualmente poder contar la experiencia de crear mi propia empresa, aquí os presento 7 consejos para poder emprender con unos recursos económicos limitados:

  1. Aprovecha las redes sociales. Internet 2.0, interactúa con tus potenciales clientes, conócelos, que te conozcan, sé cercano a ellos, demuestra que eres bueno. Facebook, Twitter, Instagram, foros, blogs… todas estas herramientas son gratuitas, y con ellas puedes llegar a miles de personas, solo tienes que elegir la que mejor se adapte a los servicios que ofreces y a los clientes que buscas.
  2. Date valor, tienes que saber a qué cliente te diriges: Low Cost o Premium? El precio que fijes por tu trabajo tiene que estar acorde a lo que ofreces.
  3. Ofrece un valor añadido. ¿Qué puedes añadir a los servicios de tu competencia para marcar la diferencia? Un trato personalizado y cercano suele ser lo que más agradecen los clientes, ya que están hartos de servicios postventa que pasan de ellos, de sentir que gastan su dinero en productos que no saben ni cómo funcionan…
  4. No tienes la necesidad de crear una S.L. e invertir 3000 euros. Puedes crear una Comunidad de Bienes, donde los gastos son mucho menores.
  5. Simbiosis, cuando necesites una página web, darte a conocer o cualquier servicio, trata de buscar a otro emprendedor u otro negocio que también necesite de tu producto/servicios, os podéis pagar en especias, lo que disminuirá el gasto, aparte de que en el futuro tendréis la puerta abierta para continuar colaborando.
  6. A la hora de realizar cualquier inversión en material, compara precios en tiendas físicas y online, todos queremos ayudar a nuestros vecinos en sus negocios, pero muchas veces la diferencia es abismal de comprarle en una tienda tradicional a realizarlo vía internet: folletos, tarjetas…
  7. Inspírate y perfecciona. Si alguna empresa de tu sector va bien, analiza: ¿Por qué funciona? ¿Qué puedo mejorar para ofrecer un mejor servicio a mis clientes?

Todo esto suena muy bonito y parece muy fácil, pero no todo el mundo está preparado para adentrarse en la aventura de emprender, no tener horarios, pasar por momentos difíciles y muchas veces tener que tomar decisiones que no te gustaría tomar, así es que si no estás dispuesto a luchar por tus sueños, a sabiendas de que no será fácil y tendrás que sacar fuerzas de donde no las haya, es mejor que busques otra opción.

Imagen por: danielmoyle via photopin cc

Fuente: Emprendalia

10 claves de una empresa exitosa

Una empresa verdaderamente exitosa no es aquella que es rentable. Es la que percibe utilidades, pero también entrega valor a los consumidores con productos o servicios útiles para su vida, se preocupa por el desarrollo de su gente y aporta beneficios a la sociedad.

A continuación enumeramos 10 cualidades clave que debe tener una organización para considerarse exitosa:

1. Se enfoca en el cliente. Una empresa exitosa siempre tiene como principal objetivo satisfacer las necesidades (reales o latentes) de sus consumidores. Es aquella que agrega valor y está consciente de que los clientes son la base de su negocio; todos sus esfuerzos y estrategias están dirigidos hacia brindarles el mejor servicio y aportar algún beneficio a su vida.

2. Cuida a su gente. Toda empresa exitosa sabe que la principal diferencia con la competencia está en su capital humano. Por lo tanto, constantemente ofrece a sus empleados oportunidades de desarrollo, esquemas que los impulsen a colaborar y tener un equilibrio con su vida personal, técnicas para mantenerlos motivados y compensaciones justas.

3. Entrega valor a la cadena de suministro. Las mejores compañías del mundo impulsan a sus proveedores; nunca dejan de pagar ni piden plazos poco realistas. Estas empresas saben que para que el modelo funcione, todos los que forman parte de la cadena deben fortalecerse y crecer. Y no sólo no “abusan” de ellos, sino que los impulsan a mejorar y ser más competitivos.

4. Usa bien sus recursos y protege al medio ambiente. Las empresas exitosas no generan toneladas de desperdicios, sino que utilizan de manera eficiente la energía y los recursos que tienen, procurando el menor impacto posible en el ecosistema.

5. Tiene control de sus procesos. Las mejores empresas saben que es clave reducir costos y aumentar la productividad para ser más competitivos y ofrecer precios justos en el mercado sin perder la calidad. Debido a esto, tienen indicadores y métodos de los procesos; saben dónde hay áreas de oportunidad y cuáles son sus fortalezas.

6. Ofrece un ambiente seguro y limpio a su gente. Las empresas exitosas reconocen que sus espacios de trabajo son parte clave de su cultura empresarial. Es por esto que sus instalaciones están en buenas condiciones para brindar seguridad y comodidad, y sus maquinarias y equipos tienen mantenimiento constante.

7. Innova. Sin importar el giro o la industria, las empresas más exitosas son las que buscan formas de mejorar y soluciones creativas a sus problemas. Están dispuestas a revolucionar modelos y retar el estatus quo. Saben que las ideas son su mejor activo y que para estar a la delantera de la competencia es necesaria la innovación.

8. Tiene un buen manejo del flujo de efectivo. El manejo incorrecto del flujo de efectivo es una de las principales razones que llevan a las Pymes al fracaso. Por eso, las empresas que trascienden en el tiempo son las que saben cuidar la “caja chica”. Entienden que hay temporadas de vacas flacas, por lo que cuentan con reservas para hacerles frente sin despedir gente ni cerrar operaciones.

9. Invierte en lo importante. Las empresas más exitosas reinvierten sus ganancias en la misma organización en áreas y sectores donde hay mayores oportunidades. También están dispuestas a lanzar nuevos productos, a cambiar para adaptarse el entorno y a pensar en el largo plazo.

10. Retribuye a la sociedad y tiene un compromiso real con sus accionistas. Las empresas exitosas son las que “cumplen” con todos los públicos: sus empleados, ofreciéndoles desarrollo, capacitación y sueldos justos; sus clientes, entregándoles valor y calidad; con la sociedad, brindando opciones laborales y comercio justo; y con sus accionistas, que más allá de recibir utilidades, deben obtener valor que se incrementa en el tiempo.

Fuente: Entrepreneur